Volver al sitio

Servicios complementarios

Actividades extraescolares y Transporte escolar

 

Por Alfonso Algora

Actividades Extraescolares

Dentro de los servicios que presta un colegio es muy importante, tanto para la facturación como para la propia imagen del centro, tener una oferta de actividades extraescolares o extracurriculares que sea multidisciplinar.
 

Ya se produzca un retorno paulatino a la presencialidad o se siga optando por un modelo mixto, es necesario tener en cuenta la eventualidad de posibles rebrotes que generen nuevas etapas de confinamiento, por lo tanto es necesario tener en cuenta varios factores que nos facilitarán la creación de un catálogo de actividades que produzcan rentabilidad y respondan a las necesidades de las familias, creando de ese modo una mejor imagen del centro.
 

Por lo anteriormente expuesto, hay que evaluar lo siguiente:

  • Evitar en la medida de lo posible las actividades presenciales, teniendo en cuenta que si se ofrecen tendrán que ser individuales, extremándose las medidas de distancia social y la limpieza y desinfección completa de áreas y superficies, lo cual no sólo conllevará un coste superior sino que se corre el riesgo de una eventual vuelta al confinamiento y la suspensión de la actividad.
  • En ningún caso contar con empresas tercerizadas excepto que ofrezcan una garantía de incumplimiento de contrato por fuerza mayor o descenso de alumnos que no suponga merma económica para el centro escolar. En este caso es aconsejable usar profesores del colegio cuya jornada laboral se haya visto reducida por la planificación o estructura del horario.
  • Las actividades presenciales no es recomendable que cuenten con servicio de transporte escolar ya que supondría un esfuerzo logístico importante que puede verse alterado significativamente en caso de bajas o de vuelta al confinamiento. Del mismo modo conllevaría un gasto significativo tanto en lo económico como en lo humano al precisar de medidas de control de acceso e higiene. En todo caso se debe minimizar el riesgo.
  • El departamento o personas encargadas de atención al cliente deberán estar muy atentas al desarrollo de las actividades de forma que se puedan prever posibles deserciones que conlleven la suspensión de la actividad o bien detectar qué actividades pueden ser desarrolladas para otros grados o ciclos.

Ejemplos de actividades presenciales pueden ser:

◉ Arte ◉ Ping Pong ◉ Computación ◉ Diseño ◉ Ajedrez

Ejemplos de actividades virtuales pueden ser:

◉ Diseño de páginas web ◉ Redacción ◉ Danza ◉ Cocina ◉ Percusión

◉ Canto ◉ Locución ◉ Dibujo ◉ Expresión corporal de todo tipo ◉ Stop Motion

Aprovechando la circunstancia de la actividad en casa es muy recomendable que las actividades puedan ser compartidas con los padres, sin que sean muy invasivas ni requieran necesariamente de su presencia. Es simplemente un servicio complementario y gratuito que puede favorecer la interacción de las familias con los niños.

Se puede aprovechar también para ofertar actividades de refuerzo en algunas materias, aunque debe hacerse de forma muy cautelosa puesto que las familias pueden sentir que las clases regulares no son suficientes para el óptimo aprendizaje de los alumnos.

De forma gratuita se pueden realizar escuelas de padres en formato de webinars impartidos por personal del Departamento de Psicología o Departamento Médico con información sobre circunstancias de aprendizaje, relacionamiento, etc, en época de confinamiento, así como adaptación a la presencialidad tanto para adultos como para estudiantes. La aportación de profesionales relevantes puede ser beneficiosa para la imagen del centro decidiendo éste, en su caso, la procedencia o no de ser cobrados.
 
En cualquiera de los escenarios es muy importante mantener una comunicación constante con las familias para crear un clima de tranquilidad y siempre estar informados de las novedades que puedan producirse en la legislación.
 

Transporte Escolar

Una vez producida la incorporación a la presencialidad – ya sea total o parcial – el transporte escolar se convierte en uno de los principales elementos a tener en cuenta ya que de él se pueden derivar consecuencias de toda índole. Es preciso atender, en primer lugar, a las siguientes circunstancias de riesgo:

  1. El colegio es la cara visible de todos los servicios que ofrece, sean o no tercerizados. Si hay algún problema no sirve la excusa: “del servicio de transporte se encarga la empresa X” ya que las familias irán directamente a pedir explicaciones al centro, generándose un clima de desconfianza que crecerá exponencialmente por redes sociales y mensajería, y que será muy difícil frenar por parte del colegio.                         
  2. El centro educativo no puede ser garante de que en las casas se sigan a conciencia todos los protocolos de limpieza y desinfección de los alumnos y de sus elementos (ropa, útiles escolares…).                                                                                                                    
  3. Del mismo modo que el transporte escolar es, en situación de normalidad, un lugar donde se producen alteraciones de la convivencia, es preciso que la labor de vigilancia se extreme para evitar situaciones de riesgo. En este caso la prevención es determinante ya que un error en la distancia social puede ser objeto de perdida reputacional para el centro, con lo que ello conlleva.

Por ello se deben observar las precauciones del servicio de transporte desde diferentes perspectivas:

Con respecto a la relación contractual con la empresa suministradora del transporte

  • Solicitar listado de personal al cargo y, de ser posible, algún documento que manifieste que no se encuentren en las situaciones de riesgo por edad o enfermedad crónica que la legislación correspondiente determine. Dicho documento debe ser actualizado e informado de forma periódica.
  • Determinar las medidas de higiene que deben tener los autobuses y los procesos que deben seguirse ante, durante y después de la prestación del servicio.
  • Establecer las modificaciones contractuales que fueren necesarias para evitar indemnizaciones por parte del colegio en caso de fuerza mayor que provoquen suspensión o cancelación de los contratos por eventuales disposiciones gubernamentales que obliguen un retorno a situación de cuarentena.
  • Incluir en los contratos las clausulas indemnizatorias necesarias que dejen clara la responsabilidad de la empresa transportista de producirse contagios en la prestación del servicio, ocultación de información o inobservancia de los lineamientos realizados por el centro educativo.
  • Crear un mecanismo de comunicación exclusivo del colegio a las familias sobre el servicio de transporte, de manera que no haya desinformación, duplicidad o confusión en el mensaje.

Con respecto a los autobuses

Tener la garantía por parte de la empresa transportista que:

  • Los autobuses serán ventilados antes y después de los recorridos.
  • Se realizarán dos limpiezas diarias de las superficies interiores con elementos desinfectantes.
  • El autobús contará con elementos higiénicos y de desinfección suficientes (pañuelos desechables, cubo con tapa y bolsa interior, tapabocas suficientes por eventualidades, gel, etc.)

Con respecto al ingreso, trasporte y salida del transporte escolar

  • Realizar higienización de manos previo al ingreso a la ruta escolar con alcohol glicerinado o gel antibacterial.
  • Debe ser obligatorio el uso de tapabocas, cubriendo boca y nariz por parte de estudiantes, auxiliar y conductor durante todo el desplazamiento.
  • Debe definirse la distribución de personas en el vehículo, de tal manera que se garantice el distanciamiento físico de al menos un metro. Esto se puede lograr alternado el uso de sillas y disponiendo a los pasajeros en zigzag.
  • Una vez llegada la ruta a la institución educativa, debe garantizarse el pronto ingreso de los estudiantes guardando las medidas de distanciamiento físico con el fin de evitar aglomeraciones.

Con respecto al ingreso y salida de docentes y alumnos en el centro escolar

  • Evitar entradas y salidas masivas, escalonándose las mismas y realizándose un control de temperatura en el ingreso – y si se puede a la salida – por parte del personal destinado a tal efecto. En caso de que alguna persona tenga una temperatura superior a la determinada por las autoridades deberá negársele el acceso al centro siendo, en el caso de los alumnos, necesario retirarle a un lugar seguro en espera de que le recojan sus padres o apoderados.
  • Es necesario que se diseñen plantillas de control de ingreso para registrar los datos de identificación y de contacto de las personas que acudan a la institución, y para realizar seguimiento al absentismo escolar. Este registro facilitará que en caso de un eventual brote, las autoridades de salud puedan contactar a todas las personas que acudieron a la institución en el periodo correspondiente.
  • Marcar y asegurar la distancia física en todo momento, creándose y señalizándose camineros de una sola dirección para evitar encuentros cara a cara, teniendo en cuenta que es más complicado con los alumnos de edades inferiores.
  • Establecer mecanismos de limpieza y desinfección para zapatos al ingreso.
  • Implementar elementos de limpieza y desinfección de manos (gel antiviral y/o lavado con agua y jabón) en la entrada del colegio.
  • Los estudiantes deben traer a la institución educativa los útiles escolares estrictamente necesarios. Evitar ingresar juguetes u otros elementos que no sean indispensables para las actividades académicas.
  • Ser extremadamente estricto sobre el cumplimiento de medidas que se impongan en lo referente a medidas higiénicas al entrar al centro (tapabocas, lavado de manos, etc.)
  • Siempre que se observen las medidas de seguridad se debe intentar mantener las puertas abiertas de manera que se produzca una constante ventilación en las instalaciones y así también se evite el contacto con superficies.
  • Cualquier error en la observancia de las medidas impuestas repercutirá de forma muy negativa en el colegio, por lo que es necesario realizar una labor informativa exhaustiva entre alumnos, profesores, personal no docente y familias. En otro capítulo se abordará la adecuación de los manuales de convivencia a las nuevas situaciones, lo cual es imprescindible para el éxito en los procedimientos.
  • Los alumnos que accedan al colegio en transporte particular deberán preferiblemente ingresar solos tras la comprobación de la temperatura de ellos y sus acompañantes.
  • Se deberá evitar lo máximo posible reuniones presenciales con familias – tutorías – realizándose éstas por cualquier medio tecnológico.

Orientaciones relacionadas con ingreso, trayecto y llegada en las rutas escolares

Como es evidente y ya se ha explicado con anterioridad, el colegio por mucho que así lo quiera no puede observar ni garantizar las medidas higiénicas que se establezcan en los domicilios de alumnos, pero en la medida de lo posible hay que ser muy firme en la comunicación y en las medidas que exige el colegio a las familias para el correcto envío de sus hijos al centro.

 

Dado que es imposible que el colegio pueda garantizar que las medidas sean cumplidas, es necesario que las familias firmen un documento de conocimiento y aceptación de las mismas, las cuales se referirán a aspectos básicos de higiene como por ejemplo:

  • Lavado de manos durante 20 segundos antes de salir del domicilio.
  • Portar tapabocas y llevar y uno de repuesto
  • No portar elementos o juguetes no imprescindibles
  • No comer durante el trayecto
  • Comprometerse a informar puntualmente si en la comunidad familiar o vecindario ha habido contacto de los alumnos con eventuales personas afectadas.
     
Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar